Incomunicados

Lo que no se dice, no existe. Bajo el techo de esta premisa, aguardan ocultos incontables acontecimientos, sucesos injustos, terribles; también alegrías inconfesables; éxitos propios o ajenos enmudecidos; emociones silenciadas por el temor, la vergüenza, la envidia, la ignorancia y otros fantasmas.

El Grito. (E. Munch)

El Grito. (E. Munch)

El paraguas de la incomunicación lo aguanta todo. Cuenta con el mejor de los aliados: el paso del tiempo. Cuando los conocedores de secretos, protagonistas o testigos mudos de aquello que no sintieron, que no existió, fallecen, las voces de su memoria se tornan en olvido. Así, se genera el espacio necesario para dar asilo a nuevos episodios que jamás verán la luz.  

Estamos entrenados para callar lo importante y gritar lo absurdo, en sustitución. Es mejor así, lo contrario incomoda, chirría como una bisagra oxidada; como un ataque a la verdad legítima.

Lo que es, existe a base de repetírnoslo, de escucharlo hasta dormirnos. Ese mantra pegajoso nos asfixia; paraliza nuestro impulso de ir más allá y ponernos a prueba, aún a costa de morir en el intento.

Así, desde nuestras jaulas invisibles, observamos lo que no es, porque no puede ser. Y si, por un descuido, alguno de esos pensamientos líquidos empieza a volverse sólido, no hay de qué preocuparse: el ruido vendrá a rescatarnos; nos devolverá, sanos y salvos, a nuestra confortable celda de aislamiento.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Incomunicados

  1. ¡Cuánto dolor me provocaron de repente estas palabras! Últimamente siento que la comunicación está muy presente en mi vida, soy comunicación y si no lo fuera, conmigo y con el exterior …cuando así fue, el dolor fue tan intenso que ningún ruido pudo callarlo…pero nos dejamos arrastrar hasta los límites y mientras… vivimos incomunicados…
    Un abrazo con mucha comunicación! 😀

    • A veces resulta muy difícil expresar lo que vemos o sentimos, más que nada por miedo a la incomprensión o al rechazo. El ruido es un modo de apagar esas verdades molestas o que representan una amenaza al status quo. Da igual que lo lleves al terreno personal o a la sociedad en general. Es el virus de la inacción y hay que combatirlo!!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s