Contadores de estrellas

el contador

El contador de estrellas.

A veces, creo que Andrés Pérez Ortega está conectado con alguna habitación de mi pensamiento. Comparto buena parte de las reflexiones que expone en su blog y me gusta cómo argumenta y desarrolla las ideas, cómo teje el contenido.

Su post de hoy, No controlesafianza mi escasa devoción por los contadores de estrellas.  Esa obsesión por contar, medir, paquetizar… No sé, creo que nos perdemos en la parte por el todo. Si lo extrapolamos al universo del Social Media o, en realidad, a cualquier objetivo que uno se proponga (ya sea a nivel individual o colectivo), es necesario establecer referencias, puntos de control, en definitiva, medir. De otro modo, llegar a la meta, será pura casualidad. Pero, convertir esos datos en un objetivo en sí, ya me resulta más complicado de entender y aplicar.

El mundo de la Comunicación profesional -que es el que conozco un poco- ha tenido que reinventarse; pero, a pesar de la revolución y la apertura de mercado que debería haber supuesto el Social Media para el sector, seguimos siendo la hermana pobre. Esto es, mientras no puedas demostrar que tus servicios se traducen en beneficio económico a corto plazo, las empresas (o las personas que las forman) te seguirán considerando un lujo y no un básico. Un adorno. Creo que la fortaleza de una estrategia de comunicación adecuada reside en las pérdidas que puede evitar (no sólo económicas), más que en las ganancias cortoplacistas. Pero éste es otro post.

Volviendo al tema que nos ocupa, quizá es ese afán por demostrar la valía de las acciones de Comunicación vinculadas a Internet, el que nos lleva a simplificarlo en estadísticas (a menudo ininteligibles para el propio cliente). Ya se sabe, los números mandan, mal que nos pese a los de letras. Y en esta maraña de aplicaciones, programas, informes estadísticos, número de followers, visitas, visitantes, visitas por persona, tiempo de permanencia… En la práctica, se pierde lo esencial, el sentido de esas acciones en un determinado contexto.

Estoy convencida de que, coherentemente utilizadas, esas herramientas de medida resultan muy útiles, pero lo que percibo, a través de incontables post al respecto; mediante las intervenciones de personas que conozco y que se dedican profesionalmente al Social Media es todo lo contrario: en vez de ubicar, dispersan. Al final, acabamos ofreciendo SEO, en vez de Comunicación, olvidando que lo primero debe estar al servicio de lo segundo.

– Pero ¿qué haces con todas esas estrellas?
– Nada, las poseo.
– Yo – agregó – poseo una flor que riego todos los días. Poseo tres volcanes que deshollino todas las semanas. Porque deshollino también el que está apagado. Nunca se sabe. Es útil para mis volcanes, y es útil para mi flor, que yo los posea. Pero tú no eres útil para las estrellas.

(Extraído de ‘El contador de estrellas’. Capítulo 13 de ‘El Principito’. Antoine de Saint-Exupéry)

Anuncios

4 pensamientos en “Contadores de estrellas

  1. Si las pequeñas empresas siguen queriendo actuar como si fueran grandes empresas seguirán olvidando el valor humano que aportan las redes sociales al marketing y la comunicación que necesitan para afianzar clientes. Gente que hable de ti, que te conozca, que te siga y que, con el tiempo se de cuenta de que eres un contínuo en su día a día… (no hay cortoplacismo hoy en día) quien siga considerando a un Social Media como un lujo es que aún no se ha enterado de que ya hace tiempo que cambió el juego.
    Gracias por este post, ya sabes que me encanta como escribes y la mención al contador de estrellas no ha podido ilustrarlo mejor!
    Un besazo,
    Lou

    • Hola Lou! Muchas gracias por comentar y por la generosidad de tus palabras. Nos olvidamos de que las empresas, grandes o pequeñas, están formadas por personas. Solo teniendo presente esa idea, cambiaríamos muchos de nuestros comportamientos ‘robóticos’. Falta nos hace.
      Un beso 😉

  2. ¿cuándo van a poner manitas para aplaudir por aquí? Es lo que realmente me apetece hacer porque no te sobre ni te falta una coma…Sabes que en mi tarea diaria no hay números, hay nombres, comentarios que responder a personas con inquietudes especiales y me gusta trabajar así, en papel, con letras más que con números y gráficas y usando el sentido más común 😛
    sigo pensando …si pocas veces nos entendemos a nosotros mismos…¿cómo vamos a comunicar nada a los demás?
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s