Cambio de planes

Time to plan

¿Tienes plan para el cambio de planes?

Soy la primera que despotrica de aquellos profesionales de la Comunicación que descuidan su imagen de marca, haciendo gala del refrán En casa del herrero, cuchillo de palo. Me molesta ver páginas Web corporativas con un montón de iconos sociales vacíos o sin actualizar, o con blogs, cuyo último post data del Pleistoceno.

Pues bien, es hora de entonar el mea culpa y hacer un ejercicio de transigencia con mis colegas de profesión y por qué no, también conmigo misma. Últimamente publico un post  cada quince días y actualizo mis redes sociales con cuentagotas. Y no es pereza, dejadez o falta de conciencia sobre lo importante que es mantener al día esa proyección de lo que hago y lo que soy. Es, sencillamente, que el esfuerzo previo empieza a dar su fruto, lo que significa que atender los trabajos y encargos que van saliendo, no me deja mucho margen para mantener el blog, mis perfiles sociales y la Web tan al día como quisiera.

No es que no se pueda. Pero he caído en un error de bulto: falta de planificación. Este pasado mes de abril se me han juntado varios encargos: la elaboración de los contenidos de un curso de Marketing Directo para Dicampus; impartir tres talleres de Comunicación Organizacional, a instancias de LabRevolución; arrancar el espacio Web de La Villana y poner en orden los contenidos para que la Web de este increíble alojamiento rural vea la luz muy prontito.

Y no, el problema no es que se junten los encargos (eso, en todo caso, es una bendición), sino el exceso de confianza, mezclado con una pizca de soberbia y unas gotitas de ignorancia. A veces, nos sabemos tan bien la teoría, que olvidamos que su única misión es sernos útil a la hora de ponerla en práctica. Ninguna imagen corporativa, marca personal o acción de Marketing funciona si no forma parte de un todo, de un plan que soporte imprevistos y mantenga su consistencia en momentos delicados o de cambio.

En materia de contenidos, trabajar al día tiene sus recompensas: te permite ser más fresco, espontáneo, aprovechar los sucesos de tu entorno para ofrecer mensajes creativos y de actualidad; pero ay, qué bien viene tener algunas letras de conserva en la despensa para esos días en los que ni tu cabeza ni las 24 horas del día dan para más.

Planificar adecuadamente un calendario de publicaciones es básico en cualquier estrategia, ya no solo de contenidos, sino de Comunicación. Así que aquí estoy, cogiendo aire y aplicándome el cuento: la profesionalidad empieza por uno mismo.

Anuncios

4 pensamientos en “Cambio de planes

  1. Querida morena! Saber improvisar es todo un arte e incluir esto en la planificación también es interesante. Gracias por la reflexión, sobre todo porque trae conciencia, iluminando esas zonas oscuras que a veces entorpecen nuestro camino…nada como eso para integrar el verdadero aprendizaje! Beso apretao!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s