Pertenencias

Ilustración de 'Emigrantes' de Shaun Tan

Ilustración de ‘Emigrantes’ de Shaun Tan.

¿Dónde está lo nuestro? ¿En qué momento nos despojaron de todo, obligándonos a reinventar el propio territorio?

Extraviados, soñamos con la vuelta a casa, creyendo reconocer los olores, las estancias donde ocurrió nuestro llanto, la risa, lo que no fue… Es el precio de los viajes impuestos, un tributo que nos obliga a reducir a una pequeña bolsa lo que consideramos casa. Nuestro pequeño universo reducido a unas pocas fotos, esas en las que habitan las caras amigas, para mirarnos quietas cuando estemos perdidos, hambrientos de abrazos, solos, extranjeros en el nuevo mundo. Sigue leyendo

La cosa perdida

Cubierta de 'La Cosa Perdida', de Shaun Tan.

Cubierta de ‘La Cosa Perdida’, de Shaun Tan.

A veces, las cosas importantes nos pasan desapercibidas. Reservamos nuestra mirada para el suelo, donde el paisaje está controlado. Y, si una de esas cosas importantes hace suficiente ruido o brilla lo bastante como para sacarnos del monotónico gris, en vez de abrazarla, prestarle atención, la apartamos al cajón de las cosas que interrumpen, las cosas que molestan. Supongo que nos lo parecen, porque nos obligan a salir de nuestra confortable burbuja; a hacernos preguntas incómodas que nos conducen a respuestas aún más incómodas.

Comparto esta idea a partir de un álbum ilustrado que descubrí, por casualidad hace unos días: ‘La cosa perdida’, de Shaun Tan. Siempre me ha atraído el mundo de la ilustración, creo que es todo un arte conceptualizar en trazos, más o menos complejos, ideas que otros necesitamos contar en palabras. En el caso del álbum ilustrado, ambos elementos, texto y trazo, se complementan formando un todo muy especial. Y precisamente en un magnífico taller de ‘Estructura Narrativa en el Álbum Ilustrado’, organizado por Las Tres Brujas de la librería ‘El Bosque de la Maga Colibrí’ e impartido por una de ellas, Olalla Hernández, fue donde me encontré con ‘La Cosa Perdida’.

¿Sabes esa gente que parece estar en armonía con todo lo que hace? Sí, me refiero a esas personas que transmiten serenidad, coherencia consigo mismas y con su entorno, sean cuales sean sus circunstancias. Pues creo que su estado es obra de las interrupciones, de haberse dejado importunar por ese reclamo interno que invita a salir del zoo en el que nos desenvolvemos la mayor parte del tiempo; ese lugar donde nuestra ingenuidad da crédito a la ley absoluta de las jaulas, donde cada barrote marca una separación entre lo que está bien y lo que está mal.

Esa gente, la que se deja interrumpir, es la que impide que lo importante se pierda; la que recoge su colección de rarezas y les da sentido, haciendo que los demás también queramos buscar ese espacio donde encontrar nuestras cosas perdidas. Tengo suerte, conozco a una de esas personas.

‘Con el tiempo, encontramos el lugar perfecto.
Un rincón de una pequeña calle anónima.
Es un sitio que nunca sabrías que existía, de no haberte parado a buscarlo’

‘La Cosa Perdida’, Shaun Tan.